Ser disciplinado: ¿cómo desarrollar la autodisciplina?

Escrito por : Loris Vitry (entrenador holístico)
Supervisado por : Bañador Cathy (osteópata)


Advertencia : Si tiene alguna pregunta o inquietud médica, hable con su médico. Aunque los artículos de este sitio se basan en estudios científicos, no sustituyen el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento de un médico profesional.



La autodisciplina es un comportamiento altamente personal y auto motivado que te impones a ti mismo para tomar medidas sobre todas las cosas que no quieres hacer.

Es la capacidad o la voluntad lo que le impulsa a actuar, sin importar cuál sea su estado emocional en ese momento.

Sepa que si desea hacer cambios grandes y positivos en su vida para lograr sus metas a largo plazo, necesitará mejorar su nivel de autodisciplina.

Desarrollar la autodisciplina sin duda le permitirá dejar de vivir en el mundo de la procrastinación, el desorden, el estrés y la ignorancia.

En este artículo, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a superar tu falta de autodisciplina y concentrarte mejor en tu objetivo.

Encuentra una fuente de motivación

Para aprender a desarrollar la autodisciplina, lo primero que hay que hacer es encontrar la motivación necesaria para comenzar y lograr completar el aprendizaje.

Para ello, debe procurar tomar conciencia de sus malos hábitos y tomar la firme determinación de remediarlos.

Ignorar su problema de autodisciplina solo empeorará su situación.

Del mismo modo, cuando finge ser disciplinado a los ojos de los demás sin ser disciplinado en realidad, está perjudicando su aprendizaje.

Una vez que se dé cuenta de sus errores, le resultará fácil tomar realmente la decisión de cambiar.

Así es como desarrollas un deseo sincero de disciplinarte.

Para que su desarrollo de la autodisciplina sea más eficaz, puede aprovechar su capacidad para ayudar a los demás y su aprecio por la vida.

Estas son dos fuentes de motivación que pueden ayudarlo a comenzar a practicar la autodisciplina.

Centrarse en otras personas

Es posible que se sienta desmotivado en algún momento de su aprendizaje.

Para remediar este problema, debe basar su desarrollo de autodisciplina en una motivación bastante profunda.

Repítete, por ejemplo, que al tener un cierto nivel de autodisciplina, puedes ser útil en tu sociedad y ayudar a las miles de personas que te rodean.

Por ejemplo, cuando entrena para ser autodisciplinado en salud, puede servir de ejemplo a miles de personas que querrán ser como usted.

Asimismo, al desarrollar tu autodisciplina en el campo del arte, podrás inspirar a miles de jóvenes que querrán emprender el camino artístico y hacer lo que tú haces.

Cuando te esfuerzas por ser más disciplinado en materia literaria, puedes beneficiar tus obras no solo a tus descendientes, sino también a miles de personas que pueden beneficiarse de ellas.

No importa en qué área desarrolle su autodisciplina, usted mismo se beneficia y también beneficiará a los demás.

Estas son fuentes de motivación lo suficientemente profundas como para completar su desarrollo.

Toma pequeñas acciones

Uno de los secretos más importantes para desarrollar la autodisciplina es comenzar con pequeñas acciones y configurar pequeños proyectos.

Sobre todo, evite insistir en proyectos grandes que a veces son preocupantes y una fuente de estrés y que llevarán mucho tiempo completar.

Más bien, es recomendable comenzar su desarrollo con pequeños arreglos y acciones que sean fáciles de lograr.

Rápidamente se volverá autodisciplinado al dividir sus proyectos más grandes en tareas más pequeñas y más fáciles de realizar.

Cumplir con las pequeñas tareas te prepara mentalmente para las más grandes.

¿Cómo sería posible recaudar un millón de euros si ni siquiera logras recaudar mil?

Si desea levantar 25 kg, acepte comenzar a levantar 5 kg para comenzar.

Una cosa es segura: se fortalecerá a medida que avance en las tareas pequeñas.

Aprende a lidiar con las molestias.

En la mayoría de los casos, la falta de autodisciplina se explica por el miedo a pasar por situaciones difíciles e incómodas.

Los seres humanos prefieren estar rodeados de cosas cotidianas que les son familiares y fáciles de vivir o hacer, mientras permanecen en cierta comodidad.

Casi todo el tiempo tenemos problemas de todo tipo con los que lidiar, pero debido a la falta de autodisciplina, nos alejamos de las cosas que realmente importan para nuestro bienestar.

Para liberarnos de nuestros incómodos problemas, nos permitimos, por ejemplo, todo tipo de distracciones, juegos o incluso películas.

En su desarrollo de la autodisciplina, tendrá que salir de su zona de confort y vivir en absoluta incomodidad.

Tienes que dejar de seguir a las masas.

Cuando otros huyen, debes esforzarte por seguir adelante, sin importar lo difícil o incómodo que estés.

No debe ceder ante ninguna perturbación del interior o del exterior.

La única forma de obtener lo que otros no pueden tener mañana es hacer lo que no pueden hacer hoy.

Por lo tanto, es importante salir de su zona de confort para desarrollar su autodisciplina y lograr sus diversos objetivos.

Aprende a perseverar en tu desarrollo

Recuerde que nada en el mundo tiene éxito sin perseverancia.

Este es uno de los puntos más importantes a abordar en el desarrollo de la autodisciplina.

La perseverancia es esa habilidad que nos empuja a continuar una acción sin tener en cuenta todo lo que sentimos o por lo que estamos pasando.

Te permite continuar a pesar del deseo de rendirte.

Al lograr sus objetivos a largo plazo, a veces se sentirá motivado, a veces no.

Lo único que realmente te pondrá en marcha es la perseverancia.

En sí mismo tiene su propia motivación que te permite seguir actuando, independientemente de tu estado emocional, quieras continuar o no.

A veces, todo lo que necesita hacer es actuar y los resultados están garantizados.

A veces, estos resultados pueden resultar muy motivadores.

Recuerde que la autodisciplina es como un músculo.

Cuando entrenas mucho, te vuelves más fuerte.

Por otro lado, cuando entrenas menos, seguramente te vuelves débil.

Te resultará beneficioso poner en práctica cada uno de nuestros consejos para desarrollar tu autodisciplina.

Además, para llegar más fácilmente debes reducir y controlar tu estrés diario.

Para eso, puedes seguir nuestro taller en manejo del estrés.

¡Será un gran aliado para desarrollar tu autodisciplina día tras día a pesar de los caprichos de la vida!


Sigue leyendo:

Crisis psicótica: ¿cómo curar el trastorno límite?

Conjuntivitis: ¿cómo tratarse de forma natural?

Psicología

PEDIR CITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.