Menopausia: cómo perder barriga



Menopausia es una etapa crucial en la vida de una mujer, que marca los preludios de los años cincuenta y el final del ciclo menstrual.

Con los cambios hormonales, una mujer necesita mantenerse al día con su vida diaria a pesar de los cambios repentinos que ocurren en su cuerpo.

Entre los sofocos, el estrés y, para algunos, un aumento de peso considerable, la menopausia requiere un estilo de vida meticuloso y cuidadoso.

Los efectos del aumento de peso se notan en varias partes del cuerpo, incluido el abdomen.

Es fundamental seguir una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y, por último, retirar del consumo las bebidas carbonatadas y alcohólicas.

Come sano: frutas y verduras todos los días

La menopausia implica una deficiencia hormonal repentina en las mujeres.

De hecho, la progesterona y el estrógeno son las principales hormonas durante el ciclo menstrual, pero en la menopausia también se producen más hormonas masculinas como la testosterona.

El aumento de peso es una consecuencia de este trastorno hormonal, y por eso es necesario cambiar la dieta alimentaria para evitar el aumento de peso.

Además, la disminución en la producción de ciertas hormonas contribuye a la acumulación de grasa alrededor de la cintura.

Otros factores aumentan el riesgo de que su barriga crezca, como el estreñimiento o la hinchazón debido al cambio en el metabolismo.

La grasa tiene muchos peligros para la salud de la mujer, ya que puede acumularse alrededor del corazón, provocando enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, etc.

Se recomienda limitar la circunferencia del abdomen ya que es un buen predictor de buena salud o no.

Por lo tanto, los alimentos deben controlarse cuidadosamente.

Perder el estómago durante el período menopáusico requiere consumir alimentos a base de fibra como cereales, pan integral, semillas oleaginosas, frutas, verduras, etc., pero evitando picar entre horas.

Los alimentos ricos en fibra reducen los niveles de colesterol y azúcar en sangre, y constituyen un aporte calórico vital para el organismo.

Además, los productos lácteos adecuados y fermentados (yogures, por ejemplo) promueven la ingesta de proteínas y son beneficiosos contra la hinchazón y la sensación de estómago lleno.

Los alimentos que contienen azúcar agregada también deben prohibirse en su dieta.

Además, el estrés puede tener un impacto significativo en el organismo y ser la causa de los bocadillos durante la menopausia.

Los alimentos elaborados (congelados, fritos, etc.) también deben evitarse para una dieta saludable rica en nutrientes.

Hay que controlar el consumo de sal ya que aumenta el apetito, por lo que evitarla ayuda a prevenir los picoteo.

La menopausia es un período delicado y el más mínimo exceso contribuye al aumento de peso en la barriga.

En resumen, durante la menopausia, las comidas deben consumirse en horarios regulares, evitando sobrellenar el estómago.

Ejercicio diario

Hacer ejercicio es fundamental si quieres ponerte en forma.

El aumento de grasa en el cuerpo, debido a la menopausia, impacta en la salud de la mujer.

Durante la menopausia, las mujeres tienden a comer más alimentos grasos y azucarados; sin embargo, al ser más lento el metabolismo, se reduce la capacidad del cuerpo para eliminar grasas y azúcares.

Se requieren ejercicios físicos diarios para asegurar mantener un abdomen plano durante la menopausia.

Ayudan a regular y eliminar las calorías acumuladas durante las comidas.

El deporte no solo actúa sobre el cuerpo sino también sobre el estrés.

Por lo tanto, se recomienda hacer abdominales con regularidad para esculpir el estómago y darle una nueva forma.

Los ejercicios físicos diarios te darán una segunda juventud.

En definitiva, la idea es buscar una actividad que te permita quemar calorías.

Fitness, gimnasia, baile, son adecuados para aplastar la grasa excesiva, y puedes ir a un gimnasio o incluso usar una aplicación de entrenamiento en línea.

Las aplicaciones de entrenamiento en línea son prácticas y están diseñadas por profesionales del deporte.

Estas aplicaciones permiten evaluar los esfuerzos durante sus sesiones, realizar un seguimiento de su pérdida de peso y ayudarlo a alcanzar sus objetivos adaptando continuamente la rutina de ejercicios.

Sin embargo, debe evitar perder calorías drásticamente.

Caminar y trotar también puede ser una excelente opción para lograr tu objetivo.

Los ejercicios físicos deben realizarse de forma paulatina para evitar perder más de 4 kg al mes.

Eliminar bebidas carbonatadas y alcohólicas.

La menopausia causa mucho dolor en las mujeres.

Tanto el peso como el estrés son causados ​​por modificaciones biológicas relacionadas con el envejecimiento.

Pero combatir el estrés con alcohol sería peor que el breve alivio que proporciona.

En efecto, tampoco conviene consumir bebidas alcohólicas carbonatadas ya que contienen azúcar, sal, lípidos y otros.

Perder la barriga requiere cambiar el estilo de vida que tenía antes del período de la menopausia.

Por tanto, es recomendable consumir solo determinadas bebidas para disminuir los efectos del aumento de peso.

Debes probar agua tibia, jugo de limón, infusiones, té verde, etc.

En el caso del agua, por ejemplo, conviene beber unos dos litros al día.

Solo ten en cuenta que necesitas hidratar el cuerpo de manera saludable porque la hidratación garantiza un flujo digestivo que ayuda a perder barriga.

En definitiva, la menopausia requiere el cumplimiento de varios hábitos nuevos para evitar el aumento de peso.

Ya sea para perder el estómago, combatir el estrés y sentirse bien consigo mismo, debe cambiar su estilo de vida y tomar medidas a partir de ahora.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.