Agotamiento materno: ¿cómo superarlo?

Escrito por : loris vitry (entrenador holístico)
Supervisado por : cathy jersey (osteópata)


Advertencia : Si tiene alguna pregunta o inquietud médica, hable con su médico. Aunque los artículos de este sitio se basan en estudios científicos, no reemplazan el consejo, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional.



Tanto en el trabajo como en el hogar, el agotamiento puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres.

Agotamiento o burnout, la mente es la principal culpable de esta situación.

Se presenta en cualquier momento de la existencia con repercusiones en la salud de las víctimas.

Entre la gestión del hogar, el papel de madre y la gestión de una carrera profesional, algunas mujeres pierden el equilibrio y se refugian en una especie de depresión invisible.

Seguro que tienes a tu alrededor personas que la padecen, pero no eres capaz de ayudarlas.

El requisito previo es reconocer el agotamiento materno y luego encontrar soluciones para superarlo.

Los nervios tienden a soltarse bajo la presión de la vida cotidiana.

Algunas madres lo dan todo en sus roles y tratan de conciliar la vida social y la vida materna.

La relación es ciertamente inmutable, pero los compromisos y funciones juegan en su percepción del mundo.

Tendemos a sentir los efectos en nuestro comportamiento, nuestro estado de ánimo, nuestra relación con nuestro entorno directo.

El agotamiento materno, a diferencia de la melancolía o la depresión posparto, puede ocurrir en cualquier momento con causas, consecuencias y síntomas identificables.

Las causas y consecuencias del agotamiento materno

Estas son las razones que pueden empujar a una madre a invertir más que la naturaleza en su rol maternal.

Causas

Entre las causas del agotamiento materno, podemos citar la necesidad de superarse a sí misma en su rol de madre.

Para tu hijo, quieres lo mejor.

Su bienestar es una prioridad y en ocasiones implica reacciones a caprichos.

La madre se convierte en una «supermujer», si no en una heroína que puede estar en todas partes y actuar en cualquier momento.

Visto desde este ángulo, lo damos todo para satisfacer los más mínimos deseos.

La madre tiende a convertirse en un robot en la casa y tiende a automatizar ciertas tareas.

Además, la hiperactividad del niño puede provocar agotamiento materno.

Corriendo detrás de tu pequeño todo el día, sufriendo gritos y peleas a diario, está claro que el agotamiento no tarda en aparecer.

Algunas mamás temen ir a casa.

La serenidad y la amabilidad han dado paso a la presión moral de los niños.

El agotamiento materno es irreversible en estos casos.

Finalmente, también podemos citar la falta de organización y un alto índice de exceso de trabajo que lleva a verse abrumado por las tareas diarias.

Hacer un burnout es muy fácil, especialmente cuando la vida en el hogar tiene un impacto en tu vida diaria.

Al acumular responsabilidades, uno es rápidamente superado por los acontecimientos.

Con el tiempo, uno pierde el control y las dificultades aumentan.

Aquí es cuando empiezas a sentir la reacción.

Las consecuencias

El estrés es una de las consecuencias generalizadas del agotamiento materno.

Si te entregas de lleno a tu rol sin ser asistida, sin tomarte momentos de esparcimiento o vacaciones, entonces serás víctima del agotamiento materno.

La correlación entre el estrés y el agotamiento materno es visible a lo largo de los días o incluso meses en el aspecto físico y psicológico de la madre.

Para buscar la perfección en todas las cosas, la mente está dispuesta a preocuparse.

Además del estrés, se nota una fuerte irritabilidad en las mujeres que son víctimas del agotamiento materno.

La irritabilidad proviene de la acumulación e interiorización de sentimientos negativos.

La vida como una pelea.

La ira se convierte en la principal consejera de este tormento.

También se siente frustración y el deseo de huir lejos de su vida actual.

Los síntomas

Habiendo experimentado las causas y las consecuencias, los efectos ciertamente no tardarán en llegar.

Después de un largo período de retraimiento y negación de las dificultades, se manifiesta el agotamiento materno
generalmente por:

  • violencia verbal o incluso física,
  • la pérdida de la alegría de la maternidad,
  • los gritos,
  • baja moral,
  • y más fatalmente los instintos suicidas,
  • ansiedad y tristeza.

Una vez que comiences a sentir estos síntomas, podría ser el momento de pensar en encontrar soluciones para salir de esta situación.

Los pasos a seguir para desprenderse de este sentimiento requieren aceptación.

De hecho, es importante aceptar que tenemos un problema o que vivimos en una situación con un impacto negativo.

El agotamiento materno no es una fatalidad, sino un engranaje fuera del cual podemos encontrarnos con la voluntad.

Delegar responsabilidades o hacer un horario

El agotamiento materno se debe principalmente a la apropiación de todas las responsabilidades.

Creemos que podemos hacerlo todo solos, pero la realidad nos supera rápidamente.

En lugar de rendirse, es más inteligente delegar responsabilidades en la casa o hacer un horario que respetemos escrupulosamente.

Para las mujeres con cónyuges o una tercera persona disponible (una abuela, una hermana o una amiga), pueden pedirles que las ayuden en su vida diaria.

A falta de ayuda, si no tienes, haz un horario que sigas al pie de la letra.

Algunas tareas no tienen que hacerse todos los días.

Agrúpalos según tu disponibilidad para que no se acumulen.

Sepa que no puede hacerlo todo, pero lo más importante es hacerlo lo mejor posible.

ver a un psicólogo

El agotamiento materno no solo está relacionado con las responsabilidades, sino muchas veces con la percepción de la maternidad.

Puede provenir de temores y aprensiones de no poder estar a la altura.

Ser madre no se aprende, sino que se vive a diario.

Hablar de sus dudas y aprensiones, compartir sus desafíos son oportunidades para obtener consejos.

El papel de un psicólogo es exteriorizar tus sentimientos y orientarte hacia un ideal.

Algunos grupos de discusión y el intercambio de experiencias entre mujeres también son formas de aprender de los demás.

El objetivo es llamar la atención sobre las soluciones a lo que le resulta difícil de superar.

La experiencia es definitivamente la mejor manera de aprender y mejorar su caso.

Organizar salidas con amigos.

Además de ser madre, eres ante todo una mujer con necesidades y aficiones.

Así que no te encierres en tu papel de madre descuidando tu propio desarrollo.

La fuerza para aguantar vendrá de tu equilibrio emocional.

Organizar cenas, sesiones de spa, discotecas o salidas al parque sin su hijo crea sus propios recuerdos.

El objetivo no es hacerte olvidar o descuidar a tu hijo, sino recordarte que existes mucho más allá de tu papel como madre.

Este sorprendente test revelará tu nivel de estrés: PRUEBA DE ESTRÉS

Sigue leyendo:

Entrenamiento por intervalos: ¿cómo hacer HIIT?

Dificultad para tragar saliva: ¿qué hacer para tragar?

El embarazo

PEDIR CITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.