6 consejos para superar el dolor

Reacción de tristeza y sufrimiento tras la pérdida de un ser querido, luto También puede designar un proceso de reconstrucción que permita superar el hecho, darle sentido, acogerlo e inscribirlo en nuestra historia de vida. Por lo tanto, el duelo puede significar tanto sufrimiento como un paso positivo, y aunque el matiz puede parecer difícil de observar, un buen consejo puede permitirle tomar la dirección correcta durante estos momentos difíciles.

Acepta el sufrimiento

La experiencia del duelo puede conducir a estados de sufrimiento psicológico (depresión, ansiedad, culpa, estrés) pero también fisiológico (pérdida de apetito, insomnio, tono y energía). Estos estados de sufrimiento pueden provocar en sí mismos una avalancha de sentimientos y emociones dispersas: incomprensión, frustración, miedo a la muerte, decepción, nostalgia, carencia o rabia. Aceptar el sufrimiento comienza por no verlo de inmediato como patológico, porque el sufrimiento es a menudo una reacción natural a la dificultad por la que estás atravesando. Por tanto, sufrir (incluso mucho) no significa necesariamente «estar enfermo». Pregúntate: ¿qué sería lo más “anormal” tras la pérdida de un ser que te importaba: el hecho de llorar o, por el contrario, de ser indiferente? Así que acepta tu tristeza, enojo y miedo, y no intentes reprimirlos abruptamente o avergonzarte de ellos.

Date tiempo

El período de duelo requiere tiempo para adaptarse a la nueva vida sin el difunto, y es fundamental que te permitas el tiempo necesario para ir pasando por las diferentes etapas del duelo a tu propio ritmo. Algunas personas pueden necesitar más o menos tiempo que otras, dependiendo de su personalidad, la proximidad con la persona perdida o las consecuencias de la muerte en su vida diaria. Aquí nuevamente, no aumente su presión queriendo o pensando que debe hacerlo «rápido» porque otras personas lo han hecho más rápido. Usted es único, el fallecido fue único, por lo que su reconstrucción y su duelo también pueden ser únicos.

Expresa tus sentimientos

Compartir tus sentimientos con personas comprensivas y con capacidad de escucha te permitirá liberarlos, comprenderlos mejor y así tomar distancia con ellos. Si necesitas consolar a una persona en duelo, no tengas miedo de no saber qué decirle, de hecho no hay una fórmula mágica para decir, y la persona en duelo necesitará más tu escucha, tu presencia y tu presencia. De tu cariño, que de cualquier discurso. Si crees que escribir te puede hacer bien, entonces no dudes en transcribir tus ideas, recuerdos y emociones, es muy importante permitirle total libertad de expresión a tus sentimientos.

Sigue viviendo

Seguramente es más fácil decirlo que hacerlo, pero el punto es que la vida continúa y otras personas queridas en tu corazón te necesitan y tú las necesitas. El recuerdo de la persona que se ha ido no debe estar simbolizado por tu inactividad y tu negativa a seguir adelante, sino por un lugar para él o ella (a través de pensamientos, historias, recuerdos), en medio de vuestra vida. Trate de mantener, aunque sea a menor intensidad al principio, todas las actividades y actividades de ocio que se utilizan para tranquilizarle y agradarle: deportes, salidas, amigos, familia, cultura, etc. El trabajo del duelo consistirá en integrarte a tu vida normal los recuerdos de la persona que se fue, así como vivir en paz con ellos.

Mantente rodeado

Es importante que puedas estar rodeado de personas cercanas a ti con empatía natural.La presencia de estas personas, aunque no sepas qué decirles o parezcan avergonzadas de hablar, seguirá siendo un calor humano, una marca de afecto y un punto al que puedes agarrarte para ir adelante. La cercanía a las personas benevolentes durante los momentos difíciles fortalecerá sus vínculos recíprocos y participará en su proceso de reconstrucción psíquica.

Consigue ayuda

Conseguir la ayuda de un psicólogo puede ser fundamental si sientes que tienes problemas para seguir adelante, que de semana a semana tu sufrimiento parece congelado, igual o más intenso, o si quieres atravesar este período con el apoyo de una persona cualificada. Presta atención a las repercusiones de este período difícil en tu vida (consecuencias sociales, profesionales, familiares o románticas) y la retroalimentación que recibirás de tus seres queridos.

Un psicólogo podrá escuchar tu sufrimiento, mientras te ayuda a comprenderlo mejor y a tomar las decisiones acertadas, en el día a día, para hacer del duelo un período de reconstrucción.

Para ello, Psicología Llanos Senlle pone a tu disposición numerosos psicólogos y psicoterapeutas online especializados en la labor del duelo, en el tratamiento de la ansiedad o incluso de los estados depresivos. Podrás consultar online a través de diferentes medios. Para consultar a nuestros terapeutas, está aquí:

PEDIR CITA

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.