Blues: 7 consejos para mejorar

Pasar por momentos difíciles, tener holgura, tristeza o incluso momentos de depresión, son parte de los caprichos de la vida de los que nadie es completamente inmune. Estar triste, desmotivado, desanimado, cansado o falto de confianza en uno mismo nunca es bueno para la moral y puede generar complicaciones si no detectamos los signos a tiempo. Para salir de estas difíciles fases, te presentamos 7 consejos y métodos a seguir y adoptar a diario.

Distinguir entre blues y depresión

Un trago de blues es una forma de depresión temporal que no invade el pensamiento y la vida del individuo. La persona se siente triste, tiene menos energía y entusiasmo de lo habitual, pero no siente que su vida está patas arriba, y no experimenta un sufrimiento marcado a lo largo del día. La depresión es una enfermedad omnipresente y que se instala en el tiempo (al menos dos semanas). Una persona deprimida experimenta un sufrimiento significativo, lo que constituye un cambio de sus estados de ánimo anteriores y supone un trastorno en su vida diaria.

Sufrir psicológicamente, estar triste o atravesar una fase difícil no es, por tanto, suficiente para identificar la depresión, y hay que prestar atención a la duración e intensidad del sufrimiento vivido, a las repercusiones sociales y psicológicas, la tristeza y las capacidades y energías disponibles para avanzar.

Cambia tus comportamientos

Para empezar a mejorar, un primer paso de aceptación es fundamental para estar en sintonía contigo mismo y tus necesidades. Sepa identificar cuando no se encuentra bien, esté atento si las personas cercanas a usted señalan un cambio de actitud o una agresividad anormal por su parte. Acepta tu malestar y piensa en los elementos que te pueden pesar a diario.

Después de este paso de introspección y retrospectiva, intente limitar todo lo que haya identificado como un peso para su moral, cualquier cosa que pueda ser dañina a su alrededor: el consumo de alcohol ha aumentado, una relación tóxica que comienza a deteriorarse. séquito, la presión de la vida cotidiana, una sobrecarga de trabajo, etc. Rodéate de personas solidarias que puedan ayudarte a superar esta fase y que te escucharán sin juzgarte ni criticarte, ya sean amigos, familiares o un psicoterapeuta. Recuerda que es importante hablar, expresarte lo más abiertamente posible y no reprimir tus emociones.

Hacer deporte

Practica la actividad que elijas, la que te dará más bienestar: yoga para relajarte y liberar todas las tensiones corporales, boxeo si necesitas desahogarte o aprender a controlarte, o incluso correr, que es Muy recomendable porque te ayudará a segregar endorfinas, la hormona del placer. Estas actividades deportivas tendrán beneficios en tu cuerpo, pero también en tu moral porque te permitirán romper tu vida diaria para reenfocarte en ti mismo. La regla de oro es que tu actividad debe darte placer, por lo que no tiene sentido obligarte a hacer un deporte que requiera demasiado compromiso, estrés o metas que provoquen ansiedad. No tienes que ser campeón del mundo, tienes que respirar y esforzarte.

Romper la rutina

Es bastante común tener la necesidad de aislarse durante un episodio de tristeza, pero tenga en cuenta que estar solo en su rincón y repetir los mismos días podría aumentar sus pensamientos negativos y su infelicidad. Cambie su rutina, salga, y si se siente solo por naturaleza, salga por su cuenta, tómese un tiempo para usted mientras rompe la rutina diaria. Da un largo paseo, asiste a exposiciones, conciertos, participa en talleres de dibujo y cerámica, únete a un grupo de apoyo, etc.

No faltan ideas de actividades, te serán beneficiosas porque te permitirán descubrir nuevas fuentes de placer, y te permitirán conocer nuevas personas que pueden enriquecerte personal y socialmente.

Come sano

La tristeza puede afectar tu alimentación: la falta de energía, el cansancio, el estrés, la presión y la tensión nerviosa pueden provocar pérdida de apetito, la instalación de malos hábitos alimenticios, o incluso tendencias bulímicas en caso de evolución en estado depresivo. Durante un período de depresión, levantarse de la cama y prepararse para comer puede ser abrumador, lo que lleva a algunos a comer comida chatarra fácil pero grasosa y a otros a saltarse comidas por falta de apetito.

Pero es importante saber que tu cerebro consume el 25% de tu energía, por ello es necesario aportarle los nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento. Hay alimentos que ayudan a combatir la depresión temporal y que promoverán su bienestar físico y mental. Favorecerlos alimentos ricos en omega 3 que ayudan a combatir la depresión: salmón, sardinas, atún, nueces, aguacate, leche entera, espinacas, coliflor y otros alimentos. También es importante evitar los alimentos procesados, ricos en grasas y azúcares, como zumos de frutas, helados, patatas fritas, patatas fritas, salsas y carnes grasas, etc., ya que tienen efectos inflamatorios y perjudican la regulación de las emociones y promueven estrés y ansiedad.

Decorar, almacenar

Poner en orden su espacio vital puede aliviar el estrés cuando la moral está baja. De hecho, el desorden puede invadir tu entorno, agobiarte y arriesgarte a añadir estrés a tu vida diaria (piensa en tener que buscar tus claves durante largos minutos en medio de la tristeza …). Cambiar la decoración, por el contrario, le permitirá estimular sus percepciones a través de un nuevo entorno. Si quieres un cambio total en tu espacio, existe una práctica llamada «Feng Shui» cuyo objetivo es armonizar la energía de su entorno para convertirlo en un espacio de bienestar, tranquilidad y prosperidad a la vez que le permite sentirse mejor en su hogar.

Cuídate

Un golpe de tristeza puede generar la tendencia a soltarse, el malestar se apodera de ti y hace que descuides el cuidado de tu cuerpo y tu mente. Pero recuerda que un golpe de tristeza es pasajero, y que la remisión está en tus manos si identificas los factores de riesgo y que no renuncias a los pequeños placeres diarios. Bañarse, preparar comidas, tomar siestas, repensar sus recuerdos más preciados, mantener sus relaciones sociales: todos estos placeres cotidianos, aunque ya no generen tanto placer por la depresión temporal, tendrán al menos el interés de limitar los riesgos. que tu golpe de blues no da paso al comienzo de la depresión.

Hablar con un profesional

La psicoterapia es uno de los tratamientos más efectivos para ayudarlo a recuperarse. Un psicólogo sabrá comunicar neutralidad y te dará los mejores consejos para que puedas mejorar, sin apresurarte, teniendo en cuenta tu malestar y enseñándote a manejar tus emociones de forma saludable. Le permitirá comprender de dónde viene su tristeza, cómo manejar mejor su vida diaria y cómo limitar los riesgos de recurrencia de la depresión temporal.

En Psicología Llanos Senlle, ponemos a tu disposición multitud de psicólogos y psicoterapeutas online especializados en diversos campos como el tratamiento de la ansiedad, el estrés o la depresión, y todo ello, online y a través de diferentes medios de consulta.

Para comenzar su primera consulta con uno de nuestros terapeutas en línea, está aquí:

Me inscribo

PEDIR CITA

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.