Fobia social: ¿cómo no tener miedo de los demás?



La fobia social se clasifica en la amplia categoría de los trastornos de ansiedad.

Representa una forma bastante específica de ansiedad que requiere el establecimiento de un diagnóstico médico.

Sin embargo, no es un trastorno incurable, se puede curar.

Fobia social: ¿cómo curarla?

Hablamos de ello en este artículo.

Descripción de la persona con fobia social

La fobia social también se llama trastorno de ansiedad social.

Afecta entre el 2 y el 4% de la población.

Forma parte de los Trastornos Obsesivo Compulsivos (TOC), del mismo modo que el estrés postraumático.

Las personas con este trastorno tienen un miedo intenso a cualquier situación que se les presente.

Cuando se encuentran frente a la mirada de quienes los rodean, entonces sienten una profunda ansiedad.

Esto se nota aún más cuando tienen que hablar en público o en grupo.

A veces, esta ansiedad también se manifiesta cuando se dan cuenta de que están siendo observados por extraños.

Al tener miedo de estar expuesto a los ojos de los demás y, en consecuencia, a sus juicios, la persona que sufre de ansiedad social tiene miedo de actuar de manera incorrecta.

Tiene miedo de decepcionar a los demás o de hacer cosas que puedan percibirse como vergonzosas o humillantes.

Esto provoca un malestar muy importante que finalmente conduce al aislamiento social para no volver a encontrarse en este tipo de situaciones.

Muy a menudo, estas personas tienen una baja autoestima.

Las causas de la fobia social

Las causas de los trastornos de ansiedad social son diversas.

Factores genéticos

Algunos estudios reportan un riesgo familiar.

Se estima que un miembro de la familia puede sufrir fácilmente de ansiedad social si uno de los otros miembros ha sufrido el mismo trastorno.

El estudio se llevó a cabo en monocigotos de gemelos idénticos.

Demostró que si uno de los monocigotos sufre de fobia social, el segundo tiene un 12,6% de posibilidades de verse afectado.

Cuando, en cambio, son gemelos diferentes o dicigóticos, el porcentaje desciende al 9,8%.

Factores educativos, psicológicos, neurobiológicos y ambientales

Cada uno de estos factores puede desempeñar un papel en el desarrollo de la fobia social en un individuo.

Sobreprotección de los padres, interacción débil con el mundo exterior o una experiencia traumática en particular.

Estrés

Obviamente, esta es una de las causas más seguras de la ansiedad social.

De hecho, el estrés a menudo está relacionado con la ansiedad.

Surge del miedo y la preocupación excesivos y relevantes.

Alteración de los neuromediadores

Aquí, el sistema noradrenérgico ya no funciona correctamente.

Lo mismo ocurre con el sistema dopaminérgico, que luego experimenta una actividad muy baja.

Alteraciones hormonales

Una vez más encontramos el factor de estrés.

Los niveles desequilibrados de cortisol (la hormona del estrés) pueden causar fobias sociales.

Complicaciones y trastornos asociados a la fobia social

Antes de pasar a las complicaciones de la ansiedad social, tengamos en cuenta que este trastorno debe distinguirse del miedo escénico.

El miedo escénico, a diferencia de la fobia social, es un estado mental normal.

Ocurre cuando la persona nunca ha hecho algo que debe hacer, como debatir un tema en público o dar argumentos.

El miedo escénico también puede ocurrir antes de un examen importante.

Además, el miedo escénico desaparece rápidamente una vez pasada la situación.

Obviamente, este no es el caso de los trastornos de ansiedad social.

Aquí, después de hablar en público, la persona que padece tal trastorno de ansiedad se avergonzará de sí misma.

Incluso a veces puede volverse totalmente impotente al tener un ataque de pánico.

Complicaciones de la ansiedad social

Es la calidad de vida la que está completamente degradada.

Este trastorno tiene repercusiones en su vida social, romántica y profesional.

A esta persona, por ejemplo, le resultará difícil permanecer con colegas o participar en reuniones en la oficina.

Los pensamientos suicidas también pueden venir a la mente.

Trastornos asociados

La depresión, bien conocida por su efecto desastroso en cualquiera que la padezca, es uno de los trastornos que surge como resultado de una fobia social no tratada.

También podemos mencionar el miedo a la multitud, es decir, la agorafobia o el miedo a sonrojarse en público o la ereutofobia.

Y lamentablemente en ocasiones, la persona puede verse tentada a consumir alcohol o sustancias con propiedades ansiolíticas.

¿Cómo darse un capricho para curar la fobia social?

El primer paso para buscar tratamiento para una cura es acudir a un médico.

Este último establecerá un diagnóstico y podrá derivar a la persona a un especialista.

Sin embargo, no hay necesidad de realizar pruebas de laboratorio o pruebas de imagen.

El tratamiento puede ser en forma de terapia o medicación.

Terapia para la ansiedad social

Diferentes psicoterapias han demostrado ser muy efectivas en pacientes como las terapias cognitivo conductuales, las terapias psicoanalíticas o la exposición.

También se ha demostrado que la asertividad, la relajación y la reestructuración cognitiva ayudan a disminuir el trastorno.

Psicoterapia cognitiva conductual

El terapeuta ayuda a la persona a enfrentar gradualmente sus miedos.

Él la expone a las situaciones que ella teme, trabaja sus emociones y sus pensamientos para que pueda lograr una serie de objetivos para erradicar la fobia social.

En particular, tendrá que aprender a eliminar el estrés con relajación.

Asertividad

Las terapias para promover la asertividad son muy útiles contra los trastornos de ansiedad social.

Consisten en ayudar a la persona a poder expresarse con facilidad, a poder dar su opinión sobre un tema en particular.

El juego de roles se usa muy a menudo para llegar allí; por lo tanto, estas sesiones tienen lugar en grupos.

Tratamiento farmacológico para la ansiedad social

Viene a reforzar la terapia.

Los medicamentos para la fobia social se usan para reducir las emociones y los pensamientos negativos, así como los síntomas físicos del trastorno.

Los medicamentos antidepresivos son a menudo los medicamentos recomendados.

Ciertos ansiolíticos también se usan, pero ocasionalmente.

Sin embargo, su uso puede reforzar las evitaciones.

También puede prevenir las diferentes fases de exposición en el paciente.

Cualquiera puede sufrir de fobia social.

Cuando esto sucede, es importante buscar ayuda para encontrar la mejor atención.

Una combinación de terapias y soluciones farmacológicas puede ayudar a encontrar alivio.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
PSICOLOGOS LLANOS SENLLE, Horario de 11 a 13 y de 16 a 18 hras.