Arte y sublimación emocional

¿Cuántas veces hemos oído que la obra es parte del artista? ¿Cuántas veces en los museos se hace referencia a la vida del autor/es para poder entender mejor sus obras?

Esto anterior es precisamente porque artista y obra están íntimamente relacionados. El artista cuándo realiza su obra, plasma una parte de su «alma» en ello.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la «sublimación» emocional?

Para empezar hay que hablar del concepto sublimación. Sublimación tiene que ver con expresar la emoción mediante otras vías(sean verbales o no) y que generalmente guardan relación con el arte.

Dicho esto, el autor con su obra plasma sus emociones de la vida cotidiana. Y dichas emociones se reflejan en su obra artística.

Por ejemplo: Si un escultor esculpe una mujer con rostro contemplativo y melancólico, puede haberlo hecho refiriendo esta imagen mental de su vida(en esta caso habría sublimación); o bien por otras razones ajenas a su vida(si fuera una obra por encargo). Si una obra es por encargo, no suele haber sublimación emocional por parte del autor; pero si puede haber pasión en la realización de la obra.

¿Pero por qué sublimar mediante el arte es tan importante?

Debido a que muchas personas suelen tener muchas emociones «reprimidas» y la expresión artística es un buen vehículo para sacarlas.

El arte, si además de la premisa de sacar emociones, pretende un BIEN superior, como una obra social; este arte se estará convirtiendo en una herramienta de mejora, y por tanto responsable con el cambio social y con la evolución.( a nivel personal y social.)

Es por ello importante que el arte sea comprometido con la responsabilidad social.

¿Y a grandes rasgos que es la responsabilidad social? Es el compromiso de todos los habitantes del planeta para querer, cuidar, amar y respetar el planeta y actuar en consecuencia.

¿Es responsable socialmente un tema de Bono de U2 que habla de la paz? SÍ.

¿Es responsable socialmente un tema de algunas bandas punk de humor ácido y corrosivo, sobre temas como escatología o bromas de humor muy negro? NO.

Firmado: Pablo Senlle

Me parece genial tu artículo. Le doy una altísima puntuación.

Solo añadiría que la sublimación, es un mecanismo de defensa saludable y que
a veces lleva a la sanación. Pero que en otras ocasiones será necesaria una elaboración
más profunda y una canalización que resuelva de forma definitiva un núcleo enquistado del pasado.

De no darse esta canalización, tendría que sublimarse una y otra vez. Sería un bucle interminable.
Algunas veces, por tanto, la sublimación resuelve y otras NO.

Firmado: Elena Llanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *